Blog personal de Javi Araguz

Las 20 mejores películas que he visto en 2012

Esto de colgar la lista de lo mejor que he visto a lo largo del año ya es una tradición para mí (podéis ver las de 2008, 2009, 2010 y 2011). Este año he visionado 267 películas (sin contar cortos, documentales ni series), de las cuales he seleccionado las veinte más destacables. Os recuerdo una vez más que es una lista completamente subjetiva.

 

Drive: Es impresionante lo que la cara de palo de Ryan Gosling puede transmitir. Su estática escena de acción inicial y su banda sonora ya han pasado a la historia.

Intocables: Algunos la detestan por ser demasiado amable, a mí me pareció un ejercicio excelente de cómo contar algo trágico desde un punto de vista completamente opuesto.

Incendies: La historia te lleva de un lado a otro y te golpea en el estómago en cuanto te despistas. Esto es un drama y lo demás son tonterías.

Enter the Void: Una película difícil de ver y de entender, pero muy sugerente y subversiva. Para mí fue todo un hallazgo.

We Need to Talk About Kevin: En dos palabras: mal rollo. Cine de terror disfrazado de drama doméstico.

Sound of Noise: Terrorismo musical made in Suecia. Una propuesta diferente y muy bien llevada.

The Artist: Muda y en blanco y negro, pero tan repleta de amor por el cine que ni cinéfilos de pro ni espectadores ocasionales pueden evitar rendirse a sus pies.

Headhunters: Salvaje thriller noruego. Muy recomendable.

Moonrise Kingdom: Una vez más, Wes Anderson vive en su propio mundo y lo filma para nuestro deleite.

Ruby Sparks: Increíble cómo con una premisa tan sencilla se puede decir tanto. Una película pequeña y muy original.

Sound of my Voice: Brit Marling (“Another Earth“) se está convirtiendo en una de las guionistas y actrices de ciencia ficción de bajo presupuesto a tener más en cuenta. A pesar de sus múltiples defectos, se trata de una opción muy interesante, que no deja indiferente a nadie.

Les Misérables: Queda lejos de ser perfecta, pero los cinco minutos que dura el plano de Anne Hathaway cantando a cámara son pura magia cinematográfica.

Beasts of Southern Wild: La película no me gustó… entonces, ¿por qué está aquí? Porque sus interpretaciones son increíbles, su banda sonora de lo mejor que he oído este año, su fotografía y el resto del apartado técnico también se encuentran a un nivel muy alto. Lo único que no me convenció fue el guión, aunque debo admitir que la cosa tal vez cambie con un segundo visionado, ya que la vi en el festival de Sitges, medio dormido y resfriado.

2 Days in Paris: Cada vez me gusta más Julie Delpy. Ha encontrado su propia voz y con esta peli demuestra que con un puñado de actores solventes y buenos diálogos se puede apañar una película interesante, divertida y sorprendente.

The Cabin in the Woods: Tal vez no sea destacable como película, pero es un homenaje inmenso al cine de terror y debería reconocerse el esfuerzo que hace por convencer tanto al fan del género como al recién llegado. Entretenimiento del bueno.

The Avengers: La película de superhéroes que los comiqueros esperaban desde hace décadas. Divertida y trepidante, ¿qué más se puede pedir?

Kon-tiki: Me pareció muy meritorio lo que han hecho los noruegos con una historia que transcurre el ochenta por ciento del metraje en una balsa.

The Wolf Children: Mamoru Hosoda vuelve tras la espectacular “Summer Wars”. En esta ocasión nos trae un drama intimista con un elemento fantástico muy bien llevado.

Liberal Arts: Nuestro querido Ted, de “Cómo conocí a vuestra madre”, se ha revelado con su segundo filme tras y frente las cámaras como uno de los autores de cine indie a seguir de cerca.

Pirates!:Brave” mantiene el listón de Pixar intacto, “Wreck-it Ralph” es maravillosa y sólo decae por su infantilismo, me encantaron los diseños de “ParaNorman” y “Frankenweenie” recupera el lado bueno de Tim Burton, pero “Pirates!” tiene humor inglés, una de mis debilidades.

 

Se quedan a las puertas:Bullhead” (su protagonista se me ha quedado grabado a fuego en la memoria, pero la historia hace aguas demasiado pronto), “Martha, Marcy, May, Marlene” (Elizabeth Olsen destaca como una de las actrices con más futuro de su generación), “Red Hill” (interesante thriller australiano con Jason Stackhouse de “True Blood”), “Hysteria” (simpatiquísima comedia victoriana), “Black Gold” (Jean Jacques-Annaud a lo “Lawrence de Arabia”), “Arthur Christmas” (otra de Aardman, una reinterpretación de las Navidades muy divertida y detallista), “Detachment” (un afligido Adrien Brody en una historia que, sin ser una maravilla, convence), “The Descendants” (muchos la tildan de telemovie con estrella de Hollywood, a mí me convenció lo de enmarcar el dramón en un lugar idílico como Hawaii), “End of Watch” (¡así se rueda una peli de found footage!, me lo pasé en grande con “Chronicle” y “Project X”, pero se apoyaban demasiado en el efecto), “Frankenweenie” (Burton vuelve a sus orígenes), “God Bless America” (el final es olvidable, pero el resto de la película inquieta lo suyo), “Killer Joe” (es sucia y visceral, con un par de escenas que para mí son de lo mejor del año), “O homem do futuro” (vale, es mala, pero esta peli brasileña sobre viajes en el tiempo me resultó la mar de entretenida), “Savages” (un thriller que cumple con lo que promete y que tiene breves destellos de genialidad), “Starbuck” (curiosísima historia sobre un perdedor y su amplía descendencia), “The Dark Knight Rises” (un final muy digno para la trilogía, aunque no le llega ni a la suela de los zapatos a su precursora), “Poulet aux Prunes” (Satrapi adaptándose a sí misma estupendamente) y “Take Shelter” (Michael Shannon se gana cada dólar de su caché).

Las más malas: Sin duda alguna, “El capitán Trueno” se lleva la palma; es un despropósito hecho sin cariño al tebeo original en el que no brilla ni su parte artística ni su parte técnica. Tampoco se queda atrás “Battleship”, que se toma demasiado en serio a sí misma, y ese aborto de “Sin City” llamado “Bunraku”.

Las más raras:Human Core” (el larg, no la serie), de mis buenos amigos Manfre e Iker Iturria; es rara de narices, pero absolutamente recomendable. Un gran trabajo técnico y artístico muy buen resuelto con un presupuesto de risa. También voy a nombrar a “Diamond Flash“, de Varlos Vermut; que si bien no me ha parecido tan estimulante como prometía (el hype es muy malo) hay que reconocerle el valor que le ha echado y “Enter the Void“, de Gaspar Noé, incluida en la selección. En cuanto a “Bunny and the Bull”, es rara, pero en absoluto remarcable.

Las que me han decepcionado: No me gustaron porque esperaba cosas muy distintas de ellas: “John Carter“, “Cypher“, de Vizenzo Natali (¡el de “Cube“!), “Cosmopolis“, de David Cronnenberg, y “Holly Motors“, de Léos Carax. Sobre esta última, ganadora del festival de Sitges de este año y que me consta que muchos pondrán en su top ten, solo decir que me pareció demasiado experimental y pretenciosa; no es para mí. Tampoco estuvieron a la altura (aunque me entretuvieron mucho): “Prometheus” y “El Hobbit” (que es perfecta técnicamente, pero se me hizo muy larga, innecesariamente larga).

El clásico que más me ha gustado:Psycho“, de Alfred Hitchcock, y… si cuentan como clásicos (son de finales de los noventa): “Funny Games“, de Michael Haneke; es brutal, no os la perdáis, y”Lola Rennt“, de Tom Tykwer.

Las que aún no he visto:Argo” y “Life of Pi“. Me apetecen mucho y creo que las disfrutaré un montón.

Y en cuanto a cine español:Lo imposible“, “Red Lights” y “Mientras duermes” son de lo mejorcito que he visto este año. No me han calado tanto como para entrar en la selección, pero las considero muy destacables.

 

  1. One Response to “Las 20 mejores películas que he visto en 2012”

  2. By Tower on Jan 2, 2013

    Un buen montón de pelis pa la lista :D

Post a Comment